0
tipos de sábanas en blanquería

Cuando hablamos de los distintos tipos de sábanas en blanquería, podemos referirnos a una gran variedad de estilos y modelos. En la actualidad hay múltiples diseños, con flores, cuadrados, rayas, círculos, con personajes para chicos o simplemente lisas de color blanco o de diferentes colores.

Las sábanas poseen la función de abrigar y decorar las camas. Las hay de varios tamaños, dependiendo claro está, de las dimensiones de las mismas. Pueden ir desde sábanas de una plaza hasta de dos plazas, dentro de las cuales existen otras medidas como la full, queen o King.



En la antigüedad se las llamaba sábanas para blanquería porque los colores no estaban muy de moda o era muy costoso tenerlos, entonces se optaba por el clásico y simple blanco. El color blanco siempre fue signo de pureza, santidad, solemnidad y buen gusto en la época de nuestros abuelos, por eso se lo utilizaba mucho en todos los elementos dedicados a la blanquería, y de allí su término, como habíamos destacado antes.

Vestir las camas, mesas, muebles y ventanas era señal de que la casa estaba cubierta por un manto blanco de respeto y sobriedad. Usar colores en dicha época hubiese sido toda una locura, pero en la actualidad el color es la base de la alegría y el bienestar. Y aunque los tiempos cambien y los gustos se renueven, las sábanas tienen que seguir siendo aquellas que nos otorguen un excelente descanso y un agradable despertar.

 

 No elijamos las sábanas por el color o dibujo sino por la calidad de la tela, ya que esta determinará nuestro buen dormir.

 

Para descansar mejor

Dormir en nuestras camas debe ser un acto placentero, donde podamos relajar cuerpo, mente y alma. Por eso es tan importante que contemos con las sábanas adecuadas para ello.



Las sábanas en sí están realizadas en algodón, aunque también se usa el lino y algunas están hechas en seda. Pero cualquiera sea el tipo de tela que elijamos, debemos tener en cuenta que nuestro descanso es primordial, por lo que hay que poner en primer lugar nuestro bienestar ante la elección de las sábanas que vamos a adquirir.

No nos tentemos por aquello que entra por nuestros ojos, sino por el tacto que sintamos de la textura elegida. Así que usemos nuestros sentidos en la determinación de las sábanas, para que sean un buen complemento a la hora de conciliar nuestros sueños.




» ¿Te ha servido?
¡Compártelo!
Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone
Isabella Colombotto

Ratona de biblioteca, trabajo de correctora part-time para varios sellos editoriales. Cuanto cae en mis manos lo leo, desde un libro hasta la etiqueta del shampoo! :P (y por ahora no uso anteojos!)

Google+ 

Escribe tus consultas, recomendaciones o comentarios aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *