L-arginina: beneficios, precauciones y efectos secundarios

L-arginina

La arginina es un aminoácido no indispensable, es decir que nuestro cuerpo naturalmente lo sintetiza, aunque se puede aislar bajo su forma L, que tiene múltiples beneficios para el organismo.

Entre sus beneficios que podemos citar:

  1. Mejora la circulación sanguínea.
  2. Refuerza el sistema inmunológico ya que aumenta el tamaño y la actividad de la glándula del timo, que fabrica las células T del sistema de defensa.
  3. Ayuda a la desintoxicación del tejido hepático.
  4. Favorece la reducción de la grasa corporal, ayudando así a la normalización del peso corporal.

  1. Disminuye la incidencia de enfermedades coronarias gracias a dos mecanismos: descenso de la grasa intramuscular, y mayor fluidificación de la sangre, lo que se traduce como una reducción de coágulos a nivel vascular.
  2. Mantiene los valores de presión arterial en rangos de normalidad.
  3. Permite un mejor funcionamiento de los riñones.
  4. Mejora el flujo sanguíneo de retorno, con lo cual reduce la inflamación y edemas (acumulación de líquido) en los miembros inferiores.
  5. Es utilizado para el tratamiento de la disfunción eréctil ya que incrementa el flujo sanguíneo hacia la zona del pene.
  6. Mejora el rendimiento atlético ya que el aumento del flujo sanguíneo favorece una mayor oxigenación celular con el consiguiente incremento de la energía aeróbica residual.
  7. Estimula al páncreas para optimizar la secreción de insulina, lo que la hace perfecta para pacientes diabéticos ya que que no permite valores altos de glucemia, tanto en ayunas como post- prandial.
  8. Reduce la incidencia de gripe estacional y del tipo alérgica por tener la capacidad de reforzar el sistema de defensa específico e inespecífico.

 

Se deben tomar especiales recaudos en su consumo ya que puede producir una gran gama de efectos secundarios.

 

Sus efectos secundarios:

  1. Dolor y distención abdominal.
  2. Hinchazón.
  3. Diarrea.
  4. Gota (por aumento del ácido úrico y su posterior precipitación en forma de cristales a nivel de pies, comúnmente en los dedos).
  5. Anormalidad en los elementos figurados de la sangre, sobre todo en las plaquetas.
  6. Alergias.
  7. Inflamación de las vías respiratorias.
  8. Complicación de cuadros respiratorios, como el asma.
  9. Hipotensión arterial.
  10. Herpes.

Tener la precaución de no tomarlo en combinación con sildenafil (viagra), ni con hipotensivos (medicamentos para bajar la presión arterial), ya que sus efectos adicionados podrían ocasionar severos trastornos en la salud.

En caso de ser administrados seguir al pie de la letra la indicación médica especializada.

» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

6 respuestas

  1. Buenos días… Llevo un mes tomando anginine 500. Lo que siento es molestia en el pecho al caminar, un dolor y presión.

  2. Hola, soy diabetico 2 controlado, aunque tengo algo de sobrepeso y hago deporte de forma ocasional. Un nutricionista me ha recomendado suplementos de L arginina y luteina. Tengo 55 años. Me gustaría saber su opinión. Gracias.

    1. Hola José. No hay contraindicaciones entre la diabetes y la L-arginini o Luteina (que seguro te la recomendaron porque, entre otras cosas, es bueno para la vista). Pierde cuidado.
      Besitos, Eli.

  3. Hola. Sufro de ardor en las paredes de mi estómago . No tengo bacterias. Actualmente tomo Glutamina y no veo mucha mejoría. Dígame, por favor, si la Betaina y la Pepsina son otros aminoácidos que pudiera consumir para curarme de este horrible ardor que me quita mi felicidad por más de 16 años ya… Y tengo miedo.

    1. Hola José. La Betaina y la Pepsina se emplean como complementos alimentarios que ayudan a mantener alto la acidez del estómago. Acá lo que te ocurre es otra cosa: una disminución de la mucosa gástrica, para empezar. Te recomiendo sin dudas que vayas a un gastroenterólogo para determinar si posees hernia hiatal, gastritis (crónica o no) para evitar una úlcera a largo plazo. Ojo con esto. Y cuida mucho la alimentación: evita café, grasas, cremas, chocolate, menta, picante, frituras. Si vas a comer carne, que sea asada. Caso contrario, carnes magras (sin grasa). Opta por pescados (nunca fritos), frutas, verduras, pollo, sopas. Y ve al médico si tu cuadro continúa en el tiempo.
      Besitos, Eli.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

BuscaTopo

¡Quiero saber más!