Cómo se hace un masaje sueco paso a paso

Cómo se hace un masaje sueco paso a paso

Si hablamos de masajes, lo primero que viene a la mente es la técnica sueca, la modalidad más popular en el mundo occidental debido a sus beneficios comprobados y su relativa facilidad de aprendizaje. Si quieres conocer cómo se hace un masaje sueco paso a paso, continúa en la lectura, toma nota, y luego practica junto a tus seres amados intercambiando roles.

Los beneficios de esta técnica tan antigua como eficaz son:

  1. Relajan y acondicionan los músculos.
  2. Alivian la tensión nerviosa.
  3. Reduce el dolor continuo de articulaciones duras.
  4. Estimulan la circulación.
  5. Bajan los niveles de ansiedad e irritabilidad.
  6. Reducen notablemente el estrés.


La técnica del masaje suizo se realiza con la persona recostada con la piel expuesta, se requiere aceite tibio para favorecer el deslizamiento, y seguir una secuencia de movimientos determinados ordenados de la siguiente manera:
  1. Movimiento efflewage: a lo largo y en dirección al corazón. Este ayuda a bajar tensiones y redirigir los líquidos del organismo.
  2. Petrissage: son como movimientos de amasado, que ablandan el tejido subcutáneo activando la circulación.
  3. Presión de puntos: se focaliza en los centros de tensión para disgregar los nudos y descontracturar.
  4. Fricción profunda: consisten en movimientos circulares que alivian las tensiones.
  5. Rodillos: se realiza unos leves pellizcos para estimular la oxigenación tisular.
  6. Trapotemet: se efectúan palmaditas o percusiones para contribuir a energizar el cuerpo.
  7. Cepillado con los dedos: estos se caracterizan por ser movimientos suaves, donde sólo se deslizan los dedos por el cuerpo. Éste ayuda a calmar nervios y a relajar la musculatura, y se realiza como broche de oro de dicha sesión.


La sesión de masajes sueco puede durar de 45 a 90 minutos, dependiendo del profesional a cargo y también del paciente y su estado físico general. La clave es realizar los movimientos en dirección al corazón, es decir contra-circulación; primero en la parte posterior, y luego en la anterior.

El método sueco encuentra sus raíces hace aproximadamente 2500 años atrás en el tiempo; surgió por influencia directa de la medicina oriental, pero a lo largo del tiempo sufrió diferentes variaciones hasta conformar la técnica que conocemos hoy día.

¿Sabías que, cuando una persona solicita un masaje sin especificar técnica alguna, se entiende que se está refiriendo al masaje sueco? ¡Ahora lo sabés!

Ahora que ya aprendieron de qué se trata, no dejen de entregarse al placer relajante de una sesión de masaje sueco bien hecho, que los dejará totalmente renovados y repletos de nueva energía.




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

5 comentarios en “Cómo se hace un masaje sueco paso a paso”

  1. Este es uno de los masajes más eficaces que hay, y todavía se disfruta mejor si es suministrado por un profesional en el área. Su precio no es tan elevado como otras terapias y tiene muchísimos efectos positivos sobre el cuerpo.
    Saludos desde Costa Rica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *