¿Necesitas información adicional? ¿Te han quedado dudas con respecto a un tema? Pregúntale al Topo

[email protected]

Limpieza de la piel: aprendiendo a cuidar la dermis

Limpieza de la piel

La limpieza de la piel es un hábito que todos debemos adquirir, ya que una higiene profunda, junto a una adecuada hidratación y nutrición de la dermis, nos permitirá conservar su salud y lozanía por más tiempo.

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano; actúa como una barrera protectora del organismo previniendo infecciones y enfermedades provenientes de los microorganismos propios del medio ambiente que son una verdadera amenaza para nuestro sistema.

Llamamos “dermis” a una capa profunda del tejido dérmico formada por fibras de colágeno y elastina, que le confieren a la piel su estructura propia y su elasticidad. Allí también se encuentran las glándulas sudoríparas y los vasos sanguíneos que nutren a todas las células propias de la piel.



La capa más superficial de la piel es la epidermis, que seguramente es la que más daño sufre como consecuencia de su inmediatez con el entorno.

 

La limpieza de la piel es muy importante para cuidar toda la estructura del tejido dérmico, desde las capas más externas a las más profundas.

 

A continuación les presentamos algunas formas de cuidar la piel para que luzca renovada, suave y luminosa:

  1. Exfoliar la piel es indispensable para remover las células muertas y mejorar su apariencia, además que estimula la producción de colágeno y elastina para optimizar la estructura y elasticidad de la piel.
  2. Hidratar la piel es esencial para mantenerla radiante y hermosa.
  3. Una vez por semana nutrir la piel con cremas nutritivas para enriquecer y potenciar las propiedades de dicho tejido.
  4. El contorno de los ojos es una zona distinta de la piel (más fina y delicada) que requiere cuidados especiales; por eso se recomiendan complejos dermo-cosméticos de uso tópico especialmente diseñados para esta área.
  5. Desmaquillarse siempre antes de acostarse para descongestionar los poros y permitir la correcta oxigenación de todo el tejido dérmico.
  6. Utilizar siempre maquillaje de buena calidad, en lo posible hipo alergénico, que es menos agresivo para nuestra piel.
  7. Prestar especial atención a “la zona T” del rostro (frente y zona media del puente de la nariz) donde suele haber más seborrea, con lo cual se tratará con algún tipo de loción astringente o gotitas de limón en caso de que requieran una solución casera (ver también: Limpieza del cutis en casa).
  8. Utilizar siempre (incluso en invierno) protector solar con factor de protección mayor de 30.
  9. Los labios también son piel, es por eso que se requiere un protector labial para cuidarlo, y labiales con ácido hialurónico para otorgarles un cuidado más exhaustivo.
  10. Colocarse una mascarilla nutritiva al menos una vez por semana.


Actualmente existen diferentes tratamientos y productos para ayudarnos con el cuidado de la piel. Aprovechémoslos para protegerla y embellecerla todos los días!




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *