¿Necesitas información adicional? ¿Te han quedado dudas con respecto a un tema? Pregúntale al Topo

[email protected]

 0
transfundir sangre

Existen algunas precauciones al transfundir sangre (llamadas protocolo) a las cuales debemos apegarnos para realizar un procedimiento seguro y de esta manera minimizar al máximo los riesgos tanto para el dador, como para el receptor y el profesional que realiza la técnica.

Una transfusión sanguínea es un procedimiento a través del cual se extrae sangre de un donante para ser reservada en un banco de sangre o para que se transfunda a otra persona que llamaremos receptor. Este último lleva implícito altísimos riesgos potenciales, por lo cual es fundamental tomar ciertos recaudos para que todo transcurra de la mejor manera.



Entre las medidas preventivas que podemos mencionar al transfundir sangre se encuentran:

  1. Antes de extraer sangre se debe comprobar la identidad del paciente, así como conocer su historia clínica (como ser enfermedades infecto-contagiosas, adicciones, patologías de base si las tuviera, etc.).
  2. Controlar el nivel de hemoglobina del donante y luego asegurar la inocuidad de la misma.
  3. Utilizar siempre jeringas descartables para la extracción, y guantes para el profesional de laboratorio.
  4. Durante el procedimiento se deben observar los signos y síntomas del paciente (como temperatura, ritmo cardiaco y presión arterial) para asistirlo de inmediato ante una emergente descompensación.
  5. Verificar el precinto de histocompatibilidad adherido a la bolsa de sangre para no causar daños debido a un error humano o una mala praxis.
  6. Seleccionar un catéter adecuado para evitar fenómenos hemolíticos.
  7. Iniciar la trasfusión lentamente.
  8. Mantener constante la velocidad de transfusión para evitar un shot por hemolisis, o repentino aumento de la volemia.
  9. No añadir aditivos al producto sanguíneo.
  10. Ante el menor signo o síntoma de descompensación (como mareos, náuseas, dolor lumbar, cefaleas, dolor torácico, o taquicardia) suspender el tratamiento y asistir al paciente de manera urgente.


La terapia transfusional es sin lugar a dudas uno de los logros más significativo de la medicina moderna, que ha permitido disminuir la mortalidad, reducir la morbilidad y mejorar la calidad de vida de muchísimas personas en todo el mundo. Por eso es fundamental hacer las cosas con responsabilidad, siguiendo al pie de la letra las indicaciones, porque en temas de salud prevenir es mejor que curar.

Además no olvidemos que donar sangre salva vidas, y hacerlo con seguridad, más y mejor!





» ¿Te ha servido?
¡Compártelo!
Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone
Eliana Ramplona

Soy licenciada en nutrición con master en alimentación natural y macrobiótica. Colaboro en diversos medios impresos para educación social alimentaria y prevención de la desnutrición. Además escribo sobre estética y ciertos temas de interés médico asistencial, mi segunda gran pasión! Soy fanática de los delfines y ballenas.

Google+ 

Escribe tus consultas, recomendaciones o comentarios aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *