Precauciones para baños termales

precauciones debemos tener al tomar baños termales

Los baños termales son un tratamiento basado en la inmersión del cuerpo en agua a altas temperaturas, que suele indicarse para contrarrestar ciertas dolencias (sobre todo de huesos), mejorar la circulación, problemas articulares; entre otras bondades.

Este tipo de terapia térmica es beneficiosa en muchos sentidos para la salud de la población en general, pero sobre todo para las personas de la tercera edad, ya que ayuda a sobrellevar el deterioro y achaques propios del paso del tiempo (y algunos aseguran que sus efectos duran hasta 45 días).

Pero, como con todo, claro que se deben tomar ciertas precauciones para que el baño termal sea mucho más que un medio de disfrute y que nos brinde, además, como resultado, un impacto positivo en nuestra salud.



Entre estas precauciones podemos citar:

  1. Si existe alguna patología de base, este tratamiento debe ser indicado por el médico como método para aliviar dicha alteración.
  2. Esta terapia termal debe ser perfectamente compatible con el estado de salud integral del paciente.
  3. Los baños termales deben tomarse por lapsos cortos de tiempo, y no más de dos por día en casos de pacientes hipotensos, ya que puede traer problemas de baja tensión arterial y/o trastornos cardíacos.
  4. En general es conveniente realizar un análisis previo.
  5. En el centro termal, hágase controlar su presión frecuentemente, en caso de mareo, dolor de cabeza, o confusión, suspenderlo inmediatamente y someterse a un examen médico a la brevedad.
  6. Evitar tomar baños termales durante las primeras horas de la mañana, ya que cuando recién nos levantamos la presión está muy baja aún, por eso es recomendable esperar unas horas que ésta se estabilice.
  7. No tomar baños termales en ayunas ni durante el proceso de digestión, ya que de alguna manera podrían ser dañinos para nuestra salud, específicamente en estos momentos.

Los baños termales se encuentran contraindicados, en los siguientes casos:

  1. Ulceras gástricas.
  2. Cardiopatías descompensadas.
  3. Nefritis (enfermedad renal).
  4. Hipertensión severa.
  5. Procesos asmáticos en crisis.


Es muy importante consultar con su médico antes de decidirse a tomar un baño termal, ya que aunque parezcan inofensivos, en ciertas situaciones puede ser potencialmente riesgoso para nuestra salud.

Y si tiene la indicación o autorización médica del caso, tengan en cuenta los recaudos que deben tomarse y a disfrutar!




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

6 comentarios en “Precauciones para baños termales”

  1. Hola, mi nombre es Teresa. Estuve unos días en las Termas de Tío Hondo, y el tercer día me subió la presión a 19. ¿Puede ser por eso? Yo soy de presión media (12 _13) la alta. Tengo 62 años.

    1. Hola Nelida. Quizás fue una subida de presión momentánea. Y sí, puede haber sido una reacción orgánica, sana, a los baños térmicos prolongados. Deberías tomártela de nuevo, al menos en tres momentos diferentes del día. Ante una presión alta constante, es claro que deberías acudir a tu médico de cabecera.
      Besitos, Eli.

  2. Estuvimos en un lugar de aguas termales y mi pequeña de 1 año y 6 meses estuvo en la alberca. Al parecer tomó accidentalmente agua termal. Al día siguiente de cuando llegamos empezó a tener una fuerte diarrea, y ha tardado días. Incluso ha bajado su constitución física (está más delgada). ¿Tú crees que ésto se deba al consumo de agua termal?

    1. Hola Enrique. Sí, considero que haber tragado esa agua le ha producido la descompostura. Claramente te recomiendo acudir a tu médico de cabecera, sobre todo si ha bajado de peso o no se recupera.
      Mucha suerte.
      Eli.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *