Datos y recomendaciones para viajar al mundial de Brasil 2014

recomendaciones para viajar al mundial de Brasil 2014

El mundial de futbol Brasil 2014 comienza el 12 de junio de ese año y se llevará a cabo en 12 sedes. Como cada país, aunque ha flexibilizado algunas cuestiones, Brasil tiene una serie de requisitos formales para permitir el ingreso de extranjeros, y características particulares que hacen recomendable prestar atención a algunas recomendaciones para viajar al mundial.



Documentación:

Existen acuerdos con algunos países respecto a la documentación que deberá presentar quien desee ingresar a Brasil. En el armado de maletas, los documentos personales (junto con el dinero y los pasajes) son el ítem más importante. Para el caso de países del Mercosur, los argentinos, residentes del Paraguay, Uruguay y Chile requieren pasaporte, cédula de identidad del Mercosur o Documento Nacional de Identidad (cualquiera de ellos) sin VISA. Para los nacionales de Bolivia, Colombia y el resto de América Latina, Documento de Identidad (con el nombre específico que reciban en cada país) y el pasaporte. Para el resto del mundo, salvo para los miembros de la UE (solo si permanecen 90 días máximos y no se trate de viajes de negocios) y algunos que requieren permisos especiales, Brasil solicita Pasaporte y Visado, que deberá tramitarse en los consulados correspondientes. Sean cual fueren los documentos deben estar en buen estado de conservación.

Salud:

Contrate un seguro médico y asistencia al viajero en su país de origen. Si bien Brasil cuenta con sistemas de salud de primer nivel, la cobertura no es gratuita en muchos de ellos y seguramente se verán colapsados durante el mundial. El ministerio de Salud de Brasil tiene a disposición, en su página web, un listado telefónico de asistencia y una nómina de los centros de atención, muy útiles para agendar apenas llegados al país. Depende el lugar de procedencia o al lugar de destino al que se pretenda ir, Brasil exige (y otras veces recomienda) la aplicación de vacunas, especialmente contra la fiebre amarilla. Lo exige respecto a países africanos y algunos del propio continente; recomienda a aquellos que viajen a las sedes de Salvador, Manaos, San Pablo  y Cuiabá (de acuerdo a la época del año puede ampliarse la lista, que incluye también Minas Gerais, Paraná, Santa Catarina y Maranhao). Estos listados pueden consultarse en el portal indicado. A su vez, es importante solicitar información en su país de origen, porque Brasil está catalogado como poseedor de focos endémicos de esa enfermedad y dengue, por lo que su propio país puede exigirle a usted, a su regreso, constancia de vacunación.

Tipo de cambio:

La moneda oficial es el Real (BRL). Existe una cotización oficial y una paralela o turista, que solo manejan algunas casas de cambio. El margen entre ambos responde a oferta demanda pero nunca supera los pocos centavos de diferencia. Los mejores lugares para adquirirlos son siempre las entidades bancarias y las casas de cambio más reconocidas. No se puede prever la cotización durante el desarrollo del mundial, pero siendo una moneda fuerte y estable, es de esperar que se mantenga en los niveles actuales, con algunas variaciones por la alta demanda. Es conveniente, por lo tanto, adquirir Reales con antelación suficiente. La correspondencia actual es la siguiente:

  1.  1 REAL – 0,30 centavos de Euro – 0,43 centavos de dólar – 2,70 pesos argentinos – 5.70 pesos mexicanos.-
  2. 1 dólar estadounidense = 2.25 Reales
  3. 1 Euro = 3 Reales

Las tarjetas de crédito son utilizadas ampliamente y en la mayoría de los rubros, así como los cheques de viajero. Es una ventaja por motivos de seguridad y para la obtención de cotizaciones ajustadas. Obviamente, hay que tener mucho cuidado con las estafas y la clonación de tarjetas. Los cajeros automáticos para retiro de dinero abundan en todo el territorio, aún en lugares remotos.

Transporte:

Lleve consigo un mapa del lugar, los teléfonos que puedan resultarle de utilidad y apréndase, si no conoce el idioma, palabras básicas para solicitar información o asistencia. Si viaja en automóvil, la policía brasileña es sumamente exigente con el cumplimiento de ciertas normas de tránsito y lo será más aún durante el mundial de futbol. Hay restricciones para los vidrios polarizados; se necesita ACM, que es una autorización de circulación, para miembros del Mercosur y si el carro es rentado; se requieren además, licencia de conducir original, vigente -no vencida- y documento del automóvil (cédula verde en Argentina), más el seguro correspondiente y al día. Las velocidades máximas son 80 km por hora en ciudad en ciertas avenidas y hasta 30 km por hora en vías urbanas más pequeñas; en ruta el límite máximo es 110 km por hora y la falta o no uso del cinturón de seguridad prevé severas multas. La mayor parte de las rutas están radarizadas. Algunas zonas, sobre todo costeras, tienen grandes bancos neblinosos.

Brasil cuenta con una eficiente y amplia red de trasporte público. El metro se encuentra en Río de Janeiro, Belo Horizonte, Porto Alegre, Brasilia, Recife y San Pablo; la frecuencia promedio es de 5 minutos en cada uno de ellos y funcionan en una amplia banda horaria. El boleto individual tiene un costo promedio de 3 reales (1 Euro – 1,25 dólar estadounidense – 8 pesos argentinos – 17 pesos mexicanos) y se pueden comprar tarjetas de abonos desde los 10 reales (3 euros, aprox –depende del tipo de cambio). El sistema ferroviario es de excelencia y muy bajo costo, ideal para suplir al trasporte aéreo y cubrir grandes distancias.

El sistema de taxis en uno de los más importantes de Latinoamérica; el costo puede consultarse por la web con bastante exactitud, pero basta con tener en cuenta que la bajada de bandera o fichaje inicial y unos 1000 metros de recorrido, tiene un precio promedio de 25 Reales (8 euros).



Animales:

Se puede ingresar con animales que no integren la lista de prohibición (generalmente elaboradas sobre conceptos de nocividad y peligro). Para los animales permitidos se exige un certificado sanitario emitido por autoridad competente en el país de origines, sin perjuicio que tienen la potestad de negarse a recibirlo. Siempre el viaje con animales es un riesgo para el propio animal y para sus dueños; las normativas, generalmente abiertas a regulaciones circunstanciales, pueden impedir el ingreso, sin demasiadas opciones de solución y reclamos. Nosotros aconsejamos dejar nuestras mascotas en guarderías seguras y ahorrarnos un trago amargo.

Seguridad:

No podemos dejar de dar algunas recomendaciones para viajar al mundial de Brasil 2014, dado que es un país relativamente inseguro. Es importante manejarse con guías o instruirse sobre lo lugares en los que se deberán tener mayores cuidados. Los sudamericanos podrán adaptarse fácilmente porque poseen realidades similares, pero los europeos suelen ser un poco más descuidados. Podemos decirles que es conveniente moverse por las redes de transporte público, en horarios coherentes, bien informados, y en lo posible en grupo. El hurto es un delito común, aunque raramente violento. No transportar todo nuestro dinero es también una recomendación interesante; lo mismo que transportar esas onerosas cámaras fotográficas o smartphones en lugares u horarios inadecuados. Para retirar dinero, hágalo en horarios diurnos y en lugares concurridos, en lo posible donde haya presencia policial o cerca del alojamiento propio. Por último, evitar hacer tours individuales y aventureros por las favelas.

Misceláneos:

Hace muy poco tiempo que Brasil ha unificado en todo su inmenso territorio el uso de un dispositivo común y estandarizado de enchufe eléctrico. El mismo posee 3 clavijas que se insertan en sus correspondientes orificios. Los hoteles brindan ciertas previsiones pero recomendamos munirse de un adaptador múltiple.

En cuanto al voltaje aún conviven (de acuerdo a la región) dos tipos: 220 y 110. 220 voltios encontrará en Brasilia, San Pablo, Recife, Natal, Porto Seguro y Fernando de Noronha (el listado es más amplio) y el resto cuenta con ambos o simplemente con 110, lo cual obliga a consultar y adquirir un adaptador de corriente.

El agua es potable en casi todo el territorio, pero conviene seguir las directrices de los locales y consumir preferentemente agua embotellada. En algunos lugares no es recomendable siquiera bañarse en lagos o ríos por posibilidades de contagio de esquistosomiasis –una especie de parásito-.




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *