¿Necesitas información adicional? ¿Te han quedado dudas con respecto a un tema? Pregúntale al Topo

[email protected]

andar en bicicleta

Les propongo conocer los beneficios de andar en bicicleta, y no solamente en la esfera de la salud, sino también para la economía diaria y, nunca de más, el cuidado del planeta.

Andar en bicicleta es una actividad que cada vez tiene más adeptos en el mundo entero. Y no me refiero al ciclismo como deporte, sino como un verdadero medio de trasporte, noble y amable con nuestro cuerpo y nuestra psiquis. Nos permite liberarnos de los transportes públicos masivos, superpoblados y ciertamente por demás colapsados en horarios punta, viajando plácidamente utilizando nuestro cuerpo y voluntad! Mientras tanto, nos reencontramos con nosotros mismos.



Muchísimos son los beneficios asociados al ciclismo:

  1. Mejora el sistema cardiovascular.
  2. Incrementa nuestra capacidad pulmonar.
  3. Mejora la circulación.
  4. Nos permite oxigenar los tejidos.
  5. Mejora la tonicidad muscular.
  6. Previene lesiones articulares al no tratarse de un ejercicio de impacto.
  7. Disminuye las patologías relacionadas al sobrepeso y otras patologías.
  8. Nos ayuda a eliminar tensiones.
  9. Mejora nuestro estado anímico.
  10. Retarda la aparición de arañitas en las piernas.
  11. Nos permite liberar toxinas por evaporación, al sudar.
  12. Normaliza los valores de tensión arterial.
  13. Nos aleja del sedentarismo.
  14. Mejora nuestra calidad de vida.
  15. Incrementa la flexibilidad de huesos y articulaciones.
  16. Regulariza el transito intestinal, debido a que los movimientos del pedaleo estimulan el peristaltismo.
  17. Mejoran la densidad ósea.
  18. Al realizarse al aire libre, el sol estimula en la piel y la producción endógena de vitamina D, determinante en la síntesis de calcio intra-orgánico.
  19. Mejora la digestión, porque pedalear favorece el avance del alimento en sentido céfalo-caudal.
  20. Nos ayuda a generar endorfinas, esenciales para sentirnos plenos y felices!


Andar en bicicleta es sin duda alguna lanzarse a la aventura de estar ahí… equilibrándonos en dos ruedas, por diferentes caminos, conectándonos con el cielo azul, sintiendo la brisa fresca en el rostro, de cara al mundo y verdaderamente libres, que de una manera causal nos remonta a ese instante precioso de la infancia cuando logramos pedalear de manera continuada, sin caer en el césped de nuestro patio trasero.

Anímense, no hay edad para comenzar, sólo tengan la precaución de tomar los recaudos necesarios respecto a su seguridad: usar casco para bicicletas, estar atentos, no utilizar auriculares (sobre todo en un ambientes urbanos), tomar rutas seguras y respetando siempre las leyes de tránsito para evitar accidentes.

Queda únicamente perder el miedo y subirse a disfrutar de este trasporte económico, saludable, ecológico y tan maravilloso llamado bicicleta. Adelante!




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *