¿Necesitas información adicional? ¿Te han quedado dudas con respecto a un tema? Pregúntale al Topo

[email protected]

Tratamientos para varices y arañitas en la piel

Tratamientos para varices y arañitas

En el universo de la derma-cosmetología existen distintos tratamientos para varices y arañitas según el tamaño, cantidad de las mismas y su localización.

Las varices son vasos sanguíneos anormales, dilatados de manera permanente. Se deben a un debilitamiento progresivo de la pared de los vasos y a una posterior acumulación de sangre dentro de ellas.

Estas tienen un aspecto abultado y muchas veces como racimos venosos de color azul-purpura que frecuentemente se encuentran rodeados de finos capilares de coloración rojiza llamados comúnmente arañitas venosas o vasculares.



En general aparecen en la zona de los miembros inferiores y linderas al área pelviana. Por lo general no representan un problema clínico de gravedad, pero deben controlarse periódicamente para que no evolucionen a ulceras venosas o tromboflebitis, ambas son complicaciones que pueden ocasionar graves consecuencias.

Llas varices aparecen debido a un aumento de la presión de la sangre dentro de los vasos, por mal funcionamiento de las válvulas venosas o por un debilitamiento de la pared de los vasos.

Existen factores que predisponen a la aparición de varices o arañitas:

  1. Edad avanzada.
  2. Herencia o historia familiar.
  3. Sobrepeso u obesidad.
  4. Estar de pie por tiempo prolongado.
  5. Estar sentado muchas horas por día.
  6. Embarazo.
  7. Pastillas anticonceptivas.
  8. Terapia de reemplazo hormonal.
  9. Ropa ajustada durante largo tiempo.
  10. Antecedentes de trombosis.

 

 Los diferentes tratamientos tienen como objetivo principal reducir los síntomas, prevenir complicaciones o bien fines estéticos.

 

Entre los tratamientos podemos mencionar:

Escleroterapia: consiste en inyectar sustancias químicas que cierran las venas afectadas. Se aplica en venas de pequeño calibre, arañitas y derrames. Los pacientes pueden retomar sus actividades rápidamente.

Láser endoluminal: Se utiliza para varices de mayor calibre. Se introduce un fino catéter que emite un láser en el interior del vaso afectado, el calor de esos rayos cierra la vena enferma.

Microcirugía: Está indicada para cirugías de mayor calibre. Permite que con incisiones mínimas (2-3 mm) remover las venas afectadas sin dejar cicatrices. De esta manera solo se interviene sobre las venas enfermas. Es un tratamiento ambulatorio.

Láser neodimiunyag: actúa calentando la sangre dentro de las venas sin dañar el tejido de alrededor. Ideal para tratar arañitas y venas ubicadas a gran profundidad.

Cirugía convencional: consiste en suprimir las redes venosas solo de los vasos enfermos. En general se utiliza cuando hay insuficiencia de la vena safena. Obviamente es un método que requiere internación y rigurosos cuidadosos post operatorio.



Hay acciones preventivas para evitar la aparición de varices:

  1. Evitar el sedentarismo.
  2. Cuidar el calzado, no usar taco todo el día.
  3. Controlar el peso corporal.
  4. Realizar actividad física, preferentemente de bajo impacto.
  5. Elevar las piernas al descansar.
  6. Consultar al flebólogo oportunamente.



» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *