0
Tipos de jabones

Categoría: Higiene

La industria higiénico-cosmética y las investigaciones biotecnológicas permiten en el presente diseñar diferentes tipos de jabones para adecuarse a cada cutis, con propiedades y efectos exclusivos para con resultados óptimos no solamente en cuanto a la limpieza de nuestra piel, sino además para su salud y belleza sostenida en el tiempo.

Diferentes tipos de jabones:

Jabones humectantes

Estos poseen en su composición oleos y aceites vegetales. Son especialmente sugeridos para personas con pieles resecas, ya que por sus componentes permiten la hidratación y renovación de las células del tejido dérmico. Pueden estar enriquecidos con aceite de almendras, de rosa mosqueta y hasta de olivo, ricos en vitamina E.

Jabones líquidos

Los jabones líquidos son de consistencia viscosa, similar a una emulsión; esto se debe a que en su elaboración, junto con el componente graso, se hace reaccionar con un álcali que en lugar de soda caustica, como el jabón en barra, se trata de potasa caustica, y además posee un mayor contenido de agua. Estos son más ligeros, aunque a decir verdad suelen hacer menos espuma y resecan más la piel que su alternativa en pan.



Jabones de avena

Son jabones de tipo artesanal, con propiedades terapéuticas cicatrizantes que permiten disminuir la apariencia de pieles lesionadas por el sol, cosméticos, tratamientos abrasivos, etc.

Jabones de aloe vera

Este aporta elasticidad y humedad natural; además es refrescante y anti-inflamatorio, lo que permite tratar dermatitis, acné y hasta lesiones de psoriasis.

Jabones de chocolate

Este brinda todas las bondades del cacao. Es antioxidante, anticelulítico, hidratante, y ayuda a tensar el tejido dérmico disminuyendo notablemente la flacidez.

Jabones de té blanco

Este tipo de jabones posee un gran contenido de polifenoles, los cuales aumentan las defensas naturales del organismo, y por su efecto antioxidante disminuye el aspecto de pieles envejecidas, brindando mayor luminosidad y vitalidad al cutis de todo el cuerpo.



Claro que estos no son todos los tipos de jabones que existen; son sólo algunos ejemplos de los beneficios que pueden traer los jabones a nuestra piel, siempre y cuando nos informemos anticipadamente para seleccionar el mejor para nosotros!




» ¿Te ha servido?
¡Compártelo!
Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone
Eliana Ramplona

Soy licenciada en nutrición con master en alimentación natural y macrobiótica. Colaboro en diversos medios impresos para educación social alimentaria y prevención de la desnutrición. Además escribo sobre estética y ciertos temas de interés médico asistencial, mi segunda gran pasión! Soy fanática de los delfines y ballenas.

Google+ 

Escribe tus consultas, recomendaciones o comentarios aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *