¿Necesitas información adicional? ¿Te han quedado dudas con respecto a un tema? Pregúntale al Topo

[email protected]

Nutrición ortomolecular: características, efectos adversos

Nutrición ortomolecular

La nutrición ortomolecular es una terapia alternativa que recomienda la utilización de biomoléculas tales como vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales, y sustancias antioxidantes. La eficiencia de este tratamiento, según aclaran los expertos, radica fundamentalmente en una perfecta combinación de investigaciones científicas de la rama de la bioquímica y la nutrición, en combinación con la medicina holística y natural.

 

Al tratarse de un método holístico, no se busca meramente hacer desaparecer la enfermedad, sino, además, descubrir las razones orgánicas de ese desequilibrio sistémico que estaría permitiendo la aparición de la patología o trastorno en cuestión.

 

A través de la nutrición ortomolecular se intenta garantizar el aporte de los niveles óptimos de macro y micro nutrientes, necesarios para el buen funcionamiento del organismo, para evitar un deterioro celular temprano y progresivo responsable de posibles alteraciones o enfermedades que producen en el corto o largo plazo un verdadero impacto a nuestra salud.

Hay quienes aseguran que la medicina ortomolecular causa efectos adversos debido a que muchas veces tienden a prescribirse los nutrientes que se consideran beneficiosos en cantidades superiores a la IDA (ingesta diaria admitida), por lo cual lejos de ser un beneficio resultaría perjudicial para nuestro organismo y en consecuencia para el completo bienestar.



Estas dosis incrementadas de ciertos nutrientes podrían producir diferentes efectos adversos entre los que podemos mencionar:

  1. Efectos teratogénicos, es decir malformaciones genéticas.
  2. Toxicidad hepática.
  3. Síntomas gastrointestinales, cálculos renales, exceso de absorción de hierro.
  4. Elevación excesiva de los niveles de calcio en sangre, que puede derivar en severos trastornos a nivel de riñones y vías urinarias específicamente.
  5. Hemorragias.
  6. Toxicidad del sistema nervioso.
  7. Sudoración profusa y olores corporales anormalmente desagradables.
  8. Alteración sobre la capacidad reproductiva.
  9. Síntomas gastrointestinales.
  10. Acumulación de flúor en dientes y uñas.
  11. Diarrea.
  12. Fragilidad capilar y de uñas.
  13. Caida excesiva de cabello.
  14. Dolores articulares.


Mientras que muchos aseguran que la nutrición ortomolecular es el milagro de la nueva era, otros sostienen vehementemente que como tratamiento paliativo no ayuda a mejorar la calidad de vida del paciente y que contrariamente a optimizar es potencialmente dañina y peligrosa para nuestra salud.

Por eso escuchemos todas las campanas pero informémonos muy bien, investiguemos y preguntemos a profesionales idóneos acerca de este tratamiento que hace furor en el mundo entero y que millones de personas recomiendan.

Recuerden que en temas de salud hay que ser extremadamente cuidadosos, porque como decían las abuelas: “la salud es lo primero”, y ciertamente así es!




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *