Aprende cómo hacer sales de baño aromáticas caseras

cómo hacer sales de baño aromáticas caseras

Si deseas conocer cómo hacer sales de baño aromáticas caseras para gozar de una exquisita inmersión en el agua de la propia tina, o bien para obsequiar un hermoso presente, o tal vez para confeccionar un elemento meramente decorativo para tu baño, acompáñame en este artículo y te enseñaré cómo lograrlo.

 Las sales de baño clásicas se tratan de compuestos de origen natural, con un gran número de propiedades terapéuticas, dermo-cosméticas y aromáticas.

Este tipo de sales no suelen ser muy costosas, y existen para todos los presupuestos, pero no hay nada más económico que elaborarlas con nuestras propias manos; de esta manera, podemos diseñarlas personalizadas según nuestros gustos, con nuestro aroma favorito y de un tono que combine con nuestros espacios.



Para hacer sales de baño aromáticas, necesitamos estos pocos elementos:

  1. Sales marinas, mineral: también las famosas sales de Epson, provenientes de un lugar de Surrey Inglaterra, que tiene gran cantidad de minerales. Se reconoce como uno de los compuestos salinos más ricos que existen, con excelentes beneficiosos para la salud integral de las personas.
  2. Colorantes: testeados dermatológicamente, es decir uso para uso humano.
  3. Aceites esenciales: para dar aroma. Existe gran variedad de ellos: de coco, de lavanda, jojoba, almendras, miel, anís, y vainilla, entre otras.

Procedimiento:

  1. Colocar las sales elegidas en un cuenco (aproximadamente medio kilo).
  2. Agregar el colorante (de un color a elección). Con 5-6 gotas bastará, aunque esta cantidad dependerá del tono que queramos darle, pastel o saturado y profundo.
  3. Revolver muy bien para distribuir uniformemente el color.
  4. Adicionar el aromatizante: 15 gotas (30 para 1 kilogramo de sal), removiendo muy bien para que la sal absorba la esencia.
  5. Dejar reposar entre dos y cuatro días en un recipiente tapado.
  6. Por último, envasar en frascos de vidrios transparentes, aunque si las sales que has hecho son blancas, puedes utilizar un frasco de color.

videos sales de baño caserasVer → Videos para hacer sales de baño aromáticas caseras

Sales con hierbas y burbujas

Opcionalmente, les puedes agregar hierbas aromáticas y/o terapéuticas, como pétalos de rosas u hojas y flores de lavanda a modo de popurrí.

Si la idea, además, es lograr que emerjan unas bellas burbujas en nuestra bañera, se le puede agregar al preparado una mezcla de ácido cítrico y bicarbonato de sodio en partes iguales (una cucharadita de cada uno para medio kilo de sal) y voilá, nuestro baño se transformará en spa en pocos minutos.



Así de fácil, hemos aprendido a elaborar nuestras propias sales de baño, ya sea para relajarnos luego de una extensa y estresante jornada, o como suvenires, pequeños obsequios, aromatizantes de placares o bien como decoración de nuestro salón de baño.

Y recuerden: si serán destinadas a un delicioso baño de inmersión, será conveniente verterlas en agua templada, no muy caliente, porque las temperaturas extremas hacen que los agentes aromáticos y los oligoelementos se volatilicen más rápidamente, reduciendo de este modo el aprovechamiento sus propiedades terapéuticas.

Ahora sí, no dejen de mimarse con un baño de sales, pero esta vez… producidas en casa!




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncios

BuscaTopo

¡Quiero saber más!

Anuncios