Actividades recreativas saludables para la tercera edad

Actividades recreativas

La tercera edad es una etapa biológica bien diferente, especial, porque aunque el ritmo vertiginoso ya ha cesado, y van por la vida con mayor calma y templanza, todo indica que aún es tiempo de mover el cuerpo, pero claro, con más mesura, y sumas precauciones, ya que ni siquiera en este periodo en que muchos son abuelos, nunca es bueno instalarse en el sedentarismo. El movimiento le hace bien al cuerpo y a la mente, pero atención debe estar perfectamente adecuado a cada persona, según sus capacidades particulares.



Entre las actividades más recomendadas para la tercera edad se encuentran:

  1. Caminata: con calzado cómodo, si es posible sobre césped para amortiguar la pisada, y en compañía es todavía mejor. Esta actividad permite oxigenar el organismo, mantener los músculos trabajando y favorecer el aprovechamiento de calcio por parte de las piezas óseas, además de ser excelente para el sistema cardiovascular.
  2. Aquagym: a partir de ejercicios sincronizados en el agua, los músculos se fortalecen al tener que vencer la resistencia del agua. Favorece la circulación, y al ser aeróbico se distribuye oxigeno hacia todos los tejidos del cuerpo.
  3. Bicicleta fija: es una excelente actividad aeróbica, libre de impacto, que mantiene la fluidez de la sangre, favorece el trabajo cardiovascular, y permite mantener un peso corporal saludable. Para esta edad resulta más segura que sea fija para prevenir cualquier tipo de accidente.
  4. Bailar tango: ofrece el poder terapéutico de la música mientras uno se mueve elegantemente, favoreciendo una buena postura y la coordinación motora.
  5. Natación: siempre adecuado a su edad y capacidad física. Permite incrementar la capacidad pulmonar y realizar una actividad segura por estar en el agua. Es excelente para personas con problemas articulares o reuma (tan propios de esta edad), ya que el agua les brinda un medio donde las dolencia y el propio peso no son obstáculo a la hora de ponerse en acción.


Actualmente decir tercera edad no es sinónimo de debilidad o falta de vigor, pues la vitalidad es una cuestión de actitud! Por lo tanto ni sueñen con ponerse el pijama y estar todo el día inactivos. Salgan a moverse que hay actividades para ustedes esperándolos.

Y recuerden que la actividad física genera endorfinas, que son las encargadas de conferir bienestar y plenitud. Adelante!

Ver también: Deportes para la tercera edad




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *