¿Necesitas información adicional? ¿Te han quedado dudas con respecto a un tema? Pregúntale al Topo

[email protected]

mito alcohol fija grasas

Seguro que lo has oído miles de veces: beber alcohol fija las grasas y te hace crecer la panza. Y si te encuentras comenzando una dieta consideras que es lo primero que debes suspender. Ahora bien, vamos a los hechos reales…

Rompiendo el mito

El alcohol contiene un número de calorías comparable al que aportan las grasas de los alimentos (aunque menor). Dependiendo de la bebida y su gradación alcohólica, mayor o menor será la cantidad de calorías que la bebida te aportará.
El hígado es el encargado de sintetizar el alcohol, convirtiéndolo en una sustancia inocua al organismo y extrayendo de él energía «rápida», es decir, energía para realizar las acciones que requieras llevar a cabo en ese momento, sin tener que «ir a buscar» la energía acumulada en tus propias grasas. Por eso, lo que sucede es que a mediano y largo plazo, la ingesta excesiva de bebidas espirituosas engorda (por mantener intactas las reservas del cuerpo). Además, tener alcohol en el estómago no produce saciedad, ergo es más difícil llevar un control de la ingesta.






» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *