¿Qué son las proteínas? Sus funciones en el organismo

¿Qué son las proteínas?

Para conocer a las proteínas y sus funciones vamos a decir que estructuralmente son largas cadenas de aminoácidos, grupos orgánicos formados por un carboxilo como grupo funcional.

Las proteínas cumplen diversas funciones fisiológicas

  1. Función plástica o estructural: formando parte de células, membranas tejidos.
  2. Función de transporte: como por ejemplo la hemoglobina que se une al hierro divalente y transporta oxígeno a todas las células del organismo.
  3. Función de regulación.
  4. Función de síntesis de tejido muscular.
  5. Función catalítica: como por ejemplo enzimas
  6. Fortalecimiento del sistema inmunológico.


Nutricionalmente, las proteínas son macronutrientes (como los glúcidos y lípidos). Aportan 4 kcal /gramo y se encuentran básicamente en los alimentos de origen animal como: carnes rojas y blancas, lácteos enteros y descremados, huevos (sobre todo la clara rica en ovoalbúmina) y estas proteínas se denominan de alto valor biológico porque aportan los aminoácidos considerados esenciales, ya que nuestro organismo no puede sintetizarlos.

Los cereales y legumbres también tienen proteínas pero de baja calidad nutricional, ya que aportan aminoácidos no indispensables, es decir los que nuestro organismo puede sintetizar. Tanto las frutas como las hortalizas no cuentan con muchas proteínas (pero si contienen fibra, vitaminas y minerales).

 

 Las proteínas deben estar presentes en nuestra dieta diaria.

 

No existen reservas de proteínas como tales en nuestro organismo, como sí las hay de lípidos e hidratos de carbono, ya que a partir de sus aminoácidos se sintetizarán nuevas proteínas, necesarias para reparar estructuras, regenerar tejidos, sintetizar enzimas, etc.



El porcentaje de las calorías totales que deben ser aportados a través de alimentos proteicos es del 15 al 20%, para asegurarnos que se cubran las recomendaciones calórico-proteicas. Cuando el aporte de proteínas es insuficiente nuestro cuerpo sufre una situación muy grave de estrés, entra en un estado catabólico en el cual al no contar con reservas disponible para cubrir las carencias se comienza a degradar el tejido muscular para poder obtener de allí los aminoácidos necesarios para realizar las funciones normales, en las que comúnmente se utilizarían las que llegan de la dieta, y al no ser las suficientes el organismo comienza a consumirse, provocando un gran debilitamiento y en muchos casos cuadros de extrema gravedad.

Por esto no olvidar que las proteínas forman nuestra estructura interna y su carencia provoca trastornos muy severos en nuestro organismo y estados patológicos muy difíciles de revertir.




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncios

BuscaTopo

¡Quiero saber más!

Anuncios