¿Existen plantas para curar la diabetes? Control natural

Tratamientos con plantas para curar la diabetes

¿Sabían que existen plantas para curar la diabetes?, pues así es… y en esta nota conoceremos cuáles son y los beneficios de incluirlas en nuestra alimentación habitual.

La diabetes es una enfermedad crónica que se produce debido a un alto nivel de glucosa en la sangre (por encima de 200 miligramo por decilitro, tomada al azar) que se produce cuando el organismo pierde la capacidad de producir insulina o utilizarla adecuadamente. Sin la hormona insulina la glucosa queda circulando en la sangre, en lugar de entrar a las células, produciendo diferentes alteraciones orgánicas a nivel renal, de los ojos, los pies (ulceraciones, falta de capacidad de cicatrización, sequedad y resquebrajamiento de la piel sobre todo a nivel plantar y de talones), etc. (Ver: ¿Qué es la diabetes?).

Por la gravedad de la diabetes, sobre todo a largo plazo, se hace necesario tratarla ante los primeros signos o síntomas para poder mantenerla controlada, porque como toda enfermedad que remite cronicidad no presenta cura definitiva, pero controlándola podemos llevar una vida normal, con el seguimiento médico pertinente y la adhesión del paciente al tratamiento.

Existen alternativas recomendadas (además del tratamiento médico adecuado) para mantener los niveles de glucosa en rangos de normalidad; una de estas es la terapia natural a través de plantas, las cuales permiten complementar el tratamiento clínico y la dietoterapia, con excelentes referencias respecto a los resultados.



Entre las plantas que logran un buen control diabetológico podemos mencionar:

  1. Arandanos: tanto su consumo como fruto, o como infusión, logran descender eficazmente los niveles de glucemia y estimular la producción de insulina, para que la glucosa entre a las células y no quede circulante.
  2. Eucalipto: es una planta excelente para el control de la diabetes, ya que baja rápidamente los altos niveles de azúcar de la sangre y es fácil de conseguir. Se utiliza su infusión; con una taza por día comenzaran a notar resultados luego de las primeras dos o tres semanas.
  3. Té verde: su infusión es muy buena para la salud en general, y ciertamente efectiva para el tratamiento de la diabetes. Este se consigue en herboristerías, o en dietéticas. Se recomiendan de dos a tres tazas diariamente.
  4. Ginseng: este puede ser adquirido como hierba o en su presentación en píldoras. Su efecto básicamente se enfoca en un mejor aprovechamiento de la insulina circulante, por eso se recomienda en pacientes que padecen diabetes tipo 2, en su etapa insipiente, es decir que aún conservan algo de insulina endógena.


Cabe aclarar que estas plantas sirven como apoyo del tratamiento médico pertinente, pero nunca en reemplazo del mismo; por lo tanto es un complemento efectivo que se debe realizar conjuntamente con las recomendaciones clínicas específicas, para cada paciente.

Ante cualquier duda consulte a su médico.




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *