¿Cómo evitar la tos nocturna persistente en adultos?

Tos nocturna

La manera de evitar la tos nocturna persistente en adultos es descubrir su génesis, es decir la causa que le da origen, ya que esta puede deberse a un sinfín de motivos que pueden desencadenar en este signo tan molesto y desgastante para quienes lo padecen.

La tos seca persistente puede estar acompañada de un dolor en el pecho y una irritación sostenida de la garganta. Cuando se da en horario vespertino obviamente altera el sueño y en consecuencia la calidad de vida del paciente y su familia.

Esta tos en adultos suele transitar con menos intensidad durante el día y se hace más aguda durante la noche, donde se experimenta una sensación invasiva en la garganta, que desemboca en una conducta tusiva, frecuente, y muchas veces ascendente.



Entre las causas más frecuentes de la tos nocturna persistente podemos citar:

  1. Asma.
  2. Sinusitis.
  3. Hábito de fumar.
  4. Bronquitis crónica.
  5. Medicamentos.
  6. Infecciones virales, como gripe que afecta la vía aérea superior.
  7. Infecciones pulmonares.
  8. Problemas cardiacos.
  9. Alergias.
  10. Causas psicológicas asociadas a fobias.
  11. Resfríos.
  12. Enfriamiento.
  13. Neumonía.
  14. Tuberculosis.
  15. Pulmonía.
  16. EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica).


Tratamientos

  1. Gargaras con salmuera.
  2. Miel.
  3. Té con limón.
  4. Paños tibios en el pecho.
  5. Caramelos de miel.
  6. Gotas de aceite de tomillo en la almohada.
  7. Té de anís.
  8. Colocar un paño frisado en el pecho.
  9. Tomar antitusivos, bajo receta.
  10. Intentar dormir de costado, pues boca arriba aumenta el reflejo vibratorio de la tos ya que la posición así lo predispone.

A la tos, cuando es nocturna, y sobre todo persistente, es fundamental buscarle remedio prontamente, puesto que si no logramos descansar bien el día entero resulta más pesado y difícil de sobrellevar. Nos sentimos más alterados y con falta de energía, totalmente desmotivados, con lo cual cada mañana se trasforma en una misión imposible, y cada noche en una tortura sin final. Por eso NO debemos restarle importancia y SI consultar con nuestro médico para que se descubra su causa oportunamente y así poder solucionarlo lo antes posible, previamente a que dicho cuadro se agrave más todavía.




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncios

BuscaTopo

¡Quiero saber más!

Anuncios