Arrugas prematuras a los treinta años: ¿cómo tratarlas y reducirlas?

Arrugas prematuras a los treinta años: cómo tratarlas

Las arrugas prematuras a los 30 años, son líneas de expresión que aparecen en una etapa biológica temprana.

Esto puede ocurrir por distintos motivos como:

  1. Exposición solar continua sin protección solar, los daños solares a largo plazo dañan el cutis.
  2. El hábito de fumar, porque impide una correcta oxigenación de la piel.
  3. No desmaquillarse antes de dormir.
  4. No descansar lo suficiente.
  5. Sub-alimentación, por deficiencias de nutrientes sostenida en el tiempo.


Todos estos, de alguna manera, causan un envejecimiento prematuro, pero en algunas personas y no en otras, debido a que existen factores genéticos predisponentes que hacen que los procesos de regeneración celular y neogénesis de tejidos se enlentezcan, y la piel pierda su elasticidad de manera precoz, con la consiguiente aparición de arrugas a una edad en la que esto no debería suceder.

El envejecimiento prematuro, a pesar de tener una predisposición genética, se puede prevenir si se toman ciertos recaudos.

Para prevenirlas

  1. Limpiar e hidratar la piel diariamente.
  2. Exfoliar la piel para evitar las células muertas y estimular la regeneración dérmica.
  3. Mantener la piel bien nutrida y usar protector solar con factor de protección 30 o mayor.
  4. Dejar el hábito de fumar.
  5. Dormir las horas necesarias.
  6. Alimentarse saludablemente.
  7. Hacer ejercicio, permite oxigenar la piel y evita el envejecimiento prematuro.
  8. Beber abundante agua para mantener la piel hidratada.
  9. Utilizar suero antioxidante con vitamina C, que evita la formación de radicales libres que promueven el envejecimiento de tejidos.

 

Gracias al valioso aporte de la biotecnología, la industria cosmética y dermatológica, lanza al mercado distintos productos para tratar las arrugas prematuras.

Productos para tratar éste problema:

  1. Cremas anti envejecimiento con colágeno y elastina.
  2. Cremas con vitamina E.
  3. Geles de uso tópico con aceites esenciales.
  4. Lociones para combatir la aparición de radicales libres.
  5. Ampollas con activos químicos para estimular la regeneración celular.

Otros tratamientos para eliminar las arrugas, más costosos e invasivos, pueden ser:

  1. Peeling químico.
  2. Láser.
  3. Microdermoabrasión.
  4. Toxina botulínica, que produce una relajación de los pequeños músculos de la cara ayudando a reducir las líneas de expresión.


Cada una de las distintas alternativas para tratar el envejecimiento prematuro prometen soluciones efectivas. Dependiendo de cada caso en particular se optará por la técnica más adecuada, con la ayuda profesional de un dermatólogo y la constancia de cuidar la piel diariamente.




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *