¿Necesitas información adicional? ¿Te han quedado dudas con respecto a un tema? Pregúntale al Topo

[email protected]

10 recetas prácticas para agregar semillas

Recetas para agregar semillas

Las semillas son un tipo de alimento que hace muchos años se ha incorporado a la cocina occidental, provenientes de cocinas con sabiduría milenaria. Y en buena hora!… ya que estas poseen propiedades particulares muy beneficiosas para nuestro organismo, entre las que podemos distinguir:

  1. Ayudan a aumentar el colesterol bueno.
  2. Contribuyen a disminuir el colesterol malo.
  3. Mejoran el tránsito intestinal por su alto contenido de fibras insolubles.
  4. Otorgan saciedad por su alto contenido de fibra, con lo cual son muy recomendadas en planes para normalizar el peso corporal.
  5. Reducen la formación de radicales libres por su contenido de vitamina C y E, conocidas ambas como potentes antioxidantes.

Las semillas más utilizadas en preparaciones y recetas son: las de calabaza, sésamo, girasol, chía, lino, amapola, y granada. Se pueden consumir tostadas o frescas, aunque la última opción es la más conveniente para que sus principios nutritivos lleguen intactos a nuestro sistema y podamos aprovechar mejor sus bondades.



Las semillas se pueden consumir en:

  1. Ensaladas de frutas.
  2. Yogures o leches.
  3. Para rebozar carnes, junto con cereales o pan rallado.
  4. Sopas.
  5. Ensaladas.
  6. Jugos de frutas.
  7. Arriba del pan antes de hornearlo.
  8. Con pastas.
  9. En galletitas antes de hornearlas.
  10. Como snacks de buena calidad.

 

Las semillas aportan a cada preparación textura, color, sabor, y muchos beneficios nutritivos.

 

Solo se requiere rosearlas en las preparaciones, o en algún producto de panadería, colocarla sobre la masa cruda para que se fijen en su costra al terminar el proceso de horneado.



En caso de tostarlas, no lo hagan con aceite, ya que este cuerpo graso a muy alta temperatura se hidrogena haciéndose altamente perjudicial para nuestro sistema vascular. Mucho menos con manteca o margarina, porque son grasas ya hidrogenadas. Se puede tostar con agua, o un poquito de caldo, y serán más saludables, y aún más deliciosas.

Atención!… se debe tener en cuenta que las semillas están totalmente contraindicadas para personas que sufren de enfermedades intestinales (como diverticulosis, diverticulitis, o colon irritable) ya que éstas podrían provocar algún tipo de lesión a nivel del intestino grueso, o un efecto agravante de los síntomas característicos de las patologías en cuestión. En estos casos ante cualquier duda consulte a su médico!

Si no lo han hecho todavía, incorporen semillas a su alimentación de todos los días, y siéntanse más sanos!




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *