Practicar reiki para adelgazar: métodos y ejercicios

Practicar reiki para adelgazar

Practicar reiki, sus métodos y los posibles ejercicios, resultan una estrategia muy eficaz para la auto sanación, la renovación energética, y como si esto fuera poco, también para perder peso armoniosamente.

El reiki es una terapia alternativa en la que se trata de lograr una curación a través del acercamiento de manos, para que de este modo se pueda transferir la energía vital-universal que fluye a través de todo nuestro cuerpo, desbloqueando las posibles trabas a través de una canalización energética efectiva y renovadora. (ver también: ¿Qué es el reiki?).

 

El reiki no sustituye de ninguna manera a la medicina tradicional, sino que la complementa; su práctica no es invasiva, ni produce efectos secundarios.

 

La implementación del reiki como plan para bajar de peso es de efectividad comprobada, ya que el sobrepeso no solo se desencadena por una mala conducta alimentaria, sino además por sedentarismo y/o emociones contenidas: como ansiedad, estrés, depresión, frustración, entre otras. Y es justamente esto lo que mediante el reiki podemos remediar.

Al trabajar a través de esa energía nueva y reconfortante podemos equilibrarnos internamente y desde allí redirigir nuestra voluntad, calmando esas conductas compulsivas que nos llevan a trasgredir la posibilidad de una alimentación balanceada y suficiente.



Ejercicios de reiki para adelgazar:

  1. Primera posición: colocar las manos en los costados de la cabeza, como si la sostuviéramos con suavidad, cerrar los ojos, y respirar profundamente con tranquilidad.
  2.  Segunda posición: respirar profundamente y canalizar como quisiéramos vernos, ingiriendo porciones más pequeñas, realizando actividad física, porque de esta manera lo atraemos a través de la energía que se moviliza en nuestro ser.
  3. Tercera posición: ubicar las manos sobre la garganta, sin tocarla, para ayudar al funcionamiento de la tiroides, para regular las hormonas secretadas e incrementar el gasto metabólico basal.
  4. Cuarta posición: posicionar las manos a nivel del ombligo con los dedos enfrentados, para que la energía fluya con más facilidad y así depurar y desintoxicar el organismo de sustancias nocivas para la salud.
  5. Quinta posición: poner las manos en las rodillas y respirar profundamente. Esto contribuirá a favorecer la circulación de la sangre en las piernas, mejorar el drenaje linfático y ayudar a combatir la retención de líquidos e inflamación.
  6.  Última posición: colocar las manos en el pie, una sobre el empeine y la otra en la planta para ayudar a depurar el organismo, luego repetirlo en el otro pie.


Todos estos ejercicios deben realizarse en un lugar tranquilo, de esta manera equilibraremos nuestro sistema para propiciar el efecto de una dieta saludable y un plan de ejercicios regular, y así lograr un completo estado de bienestar físico, mental, y espiritual. Adelante!




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

5 respuestas

    1. Hola Gina. El tiempo de dedicación para cada ejercicio es algo personal y que uno va entendiendo/sintiendo de a poco, pero la medida estipulada aproximada es de tres minutos por ejercicio.
      Besitos, Eli.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncios

BuscaTopo

¡Quiero saber más!

Anuncios