Ansiedad y comida: ¿cómo controlar la gula?

Ansiedad y comida

La ansiedad es un estado de agitación, intranquilidad y angustia que nos mantiene nerviosos, preocupados, con un gran nivel de incertidumbre, el cual muchas veces se torna tan incontrolable que no sabemos bien como sobrellevarlo y nos da por comer sin control, sin ni siquiera tener sensación de hambre, por lo general apresuradamente sin seleccionar el alimento, ya que en este estado la idea es masticar como estrategia compensatoria para intentar de una vez por todas sentirnos más calmados; pero lamentablemente eso no ocurre.

Esta estrecha relación entre los estados ansiosos y la compulsión por comer está íntimamente ligada a la angustia, que se intenta evacuar a través de la acción repetitiva de llevarse distintos elementos a la boca (llámese alimentos varios, chicles y/o cigarrillos).

Muchas veces este picoteo constante de productos alimenticios, como herramienta para hacerle frente a nuestra ansiedad, nos lleva sin escalas al acto de comer con voracidad conocido como gula, que es una compulsión extrema por ingerir sin límites, sin encontrar jamás la saciedad. Por supuesto que la ingesta exagerada de alimentos no es nada saludable, motivo por el cual debemos ponerle remedio.



A continuación aprenderemos cómo controlar la gula y a la vez nuestra ansiedad:

  1. Realizar ejercicio físico regularmente: como mínimo tres veces por semana (si es todos los días mejor aún) no menos de 30-40 minutos cada vez, para poder liberar tensiones y a la vez generar endorfinas, para sentir una sensación de bienestar, traer algo de alivio y calma a nuestro sistema cargado de ansiedad.
  2. Prácticar técnicas de relajación: respiración, yoga, reiki. Ideales para aprender a encontrar la serenidad perdida e ir trayendo un poco de armonía y equilibrio renovador.
  3. Realizar algún deporte: que además de un desgaste físico sea entretenido y placentero, para darle a la mente la dispersión que está necesitando.
  4. Asistir a clases de baile: esta actividad tiene el plus de la música, que por lo general tiende a animarnos y el movimiento canaliza la tensión y la energía negativa.
  5. Hacer actividades que nos gusten verdaderamente: como leer, pintar, tejer, esculpir, etc.


Como pueden ver la idea para ponerle un stop a las ganas de comer desenfrenadamente (sin ganar más ansiedad aún) es liberar nuestra mente y poner en movimiento el cuerpo; estas son estrategias fundamentales para decirle adiós a las tensiones saludablemente, sin recurrir a la comida, ni tampoco al cigarrillo.




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

14 comentarios en “Ansiedad y comida: ¿cómo controlar la gula?”

  1. Soy diabética y desde que di a luz hace dos años no soy capaz de quitarme 6 kilos de encima.
    No se porque picoteo y tengo gula por comer en ciertos momentos, supongo que porque siempre trabaje sin parar y ahora estoy en casa.
    Me gustaría saber cómo combatir la gula cuando tengo hambre.

    1. Hola Elena, creo que tienes razón: existe una ansiedad del ocio que nos lleva a las mujeres a «picotear» comida de la heladera, o a comer de más. Te puedo recomendar varias cosas: una es hacer bicicleta, o bien salir a caminar de lunes a viernes media hora. Si lo haces, procura caminar como si estuvieras apurada y no paseando. Eso hará que bajes de peso y controla la ansiedad. Por otro lado, siempre se pueden comar alimentos que no engorden (galletas de arroz, palmitos, pochoclo sin aceite ni manteca). Y bebe mucha agua, todos los días. Entre dos y tres litros.
      Mucha suerte!

  2. Se me olvidó decir que de momento no tengo obesisida ya que mi índice de masa corporal esta en 23-24 per o necesito adelgazar por que psicológicamente me esta afectando muchísimo. Gracias

  3. Hola, me llamo Luciana. Tengo 17 años y me ha estado pasando de que me dan muchas ganas de comer, al pasar 1 o 2 horas es como si no hubiera comido realmente. Intento hacer mi mayor esfuerzo para estar como estaba antes, pero he engordado mucho. No sé bien cuánto, ya que me da terror mirar mi peso real y comparar el de antes. Me entran muchas ansias de comer, me da mucha sed, no sé qué puedo hacer para no seguir así. Es como si estuviera obsesionada con la comida. Por favor, necesito repuestas…

    1. Hola Luciana. Lo que mencionas es compatible con la llamada angustia oral. Lamentablemente, en la medida en que tu estómago se ensanche por exceso de comida, cada vez más pronto volverás a tener hambre, o a sentirte «vacía». Es un cuadro para revizar con nutricionista y/o un buena terapia de análisis, que vaya a fondo, a la raíz de tu ansiedad. Siempre aparece algo para suplantar lo otro, lo que falta; en este caso es la comida. Mientras tanto, masca chicle, bebe infusiones, agua, o come pochoclo (palometas) sin azúcar, hechas apenas con un chorrito de aceite (no tendrán calorías). Y sí, claro que debes pesarte, conocer tu peso y mantenerlo. Eso es prioritario.
      Besitos, Eli.

  4. Hola, tengo 41 años y hago panadería en la noche, y duermo y como todo el día. He subido 25 kilos y estoy muy gordo, la barriga sobre todo. Tengo mucha ansiedad. ¿Me recomendarías algo para que me ayude a bajar de peso y controlar la ansiedad?

  5. hola, ¿comer mucha fruta es gula? Si me como un durazno a la media hora quiero comer otro. A veces me como 3 mangos y como a las 2 horas voy por otro. Guardo la mitad de mi comida para luego de 2 o 3 horas comerla. Soy delgada, así que mi problema no es el peso, sólo quiero saber si tengo un problema, gracias.

  6. Hola, tengo 17 años. Hace unos meses bajé 20 kilos, pero era porque no me alimentaba muy bien. Ahora me da mucha ansiedad y puede que tenga mi estómago lleno, pero aun sigo comiendo y de todo pico. Quiero saber cómo se controla la ansiedad.

    1. Hola Dayanna; quizás esa ansiedad sea un efecto rebote, consecuencia natural de haber mantenido bajo el metabolismo con mala alimentación.
      La ansiedad se combate bebiendo agua, mascando chicle, realizando alguna disciplina oriental (yoga, meditación), saliendo a caminar a diario (o usar bicicleta), acudiendo a un gimnasio, o con cualquier otra actividad de ocio que te nazca naturalmente practicar.
      Besitos, Eli.

  7. Arturo Sánchez Fernández-Mellado

    Hola. Mi nombre es Arturo, y el problema que tengo es que picoteo entre horas. Además, en las comidas habituales como con mucha ansiedad.
    Lo más curioso es que tengo una barriguita pequeña, y, coma mucho o poco, no bajo de los 90 kilos. La verdad también es que he disminuido mis horas de deporte, pero me gustaría saber si comer fruta entre horas es bueno o malo.

    1. Hola Arturo. Creo que el problema principal es comer con ansiedad: rápido, sin dar tiempo a la saciedad, y probablemente con poca masticación. Ese es tu enemigo.
      Comer frutas es excelente y puedes continuar con esa saludable práctica. Y si reduces el deporte, camina lo más posible, y lo más rápido posible. Es el ejercicio más sano.
      Besitos, Eli.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *